Harbor Dr. esquina Brodway

La semana pasada anduve por las tierras del norte, disfrutando de un par de días del verano boreal.
El destino: San Diego, California.

Luego del viaje, he agregado San Diego a la lista de las ciudades en las cuales me gustaría vivir. El clima es muy parecido al del gran Valparaíso (de hecho, su latitud es la misma que Quintero) y a pesar que San Diego Metro congrega a más de 7 millones de personas, es una urbe con ritmo de pueblo pequeño.

Además de todas estas maravillas, la ciudad cuenta con un Zoo de clase mundial, el cual se encuentra en un gran parque que además tiene otras atracciones. De especial interés, está el museo aeroespacial que tiene algunas cosas bien interesantes como la cápsula del Apolo IX (tal y como llegó a la Tierra de vuelta) y algunas cosas que perteniecieron a Charles Lindbergh (el Spirit of Saint Louis fue construido en la ciudad).

Especie exótica en zoológico

Como si lo anterior fuera poco, luego del arribo del portaaviones USS Ronald Reagan, recaló en forma permanente en la bahía de la ciudad el Midway, el cual fue dado de baja y abierto como museo. A pocos metros de él, se halla un submarino soviético (vendido en los 90), el cual también es visitable. !!

En resumen, San Diego es una ciudad muy agradable y merece de todas maneras ser visitada. De hecho, ya me encuentro haciendo la lista de las cosas que dejé de hacer, para preparar una segunda visita.

Luego de esta pausa, sólo queda poner los plazos para la memoria.

Más fotos disponibles aquí.

Leave a Reply