Una de las postales memorables de Sansania es la piscina con sus buzos:
Sansania
Ahora, la postal queda completa con el clásico piscinazo (por titulación, cumpleaños o nota 100), el cual es una obra en tres actos:
Sansania
1. La ducha. La persona en cuestión se lanza con ropa, ¡pero las reglas de piscina se cumplen!. Usualmente se realiza una primera pasada por la ducha, se gira al celebrado al 180° y se pasa nuevamente por la ducha. Siempre debe haber alguien controlando la llave, dado que los lanzadores deben permanecer secos.

Sansania
2. El lanzamiento. El método más usado es mecer al celebrado al lado de la escalera, para que  caiga en bombita en el primer carril (ver la foto). Si la persona en cuestión es realmente liviano se puede optar por el método “Superman”, en el cual el celebrado es lanzado desde +1,60 (depende de la altura de los lanzadores) al inicio del carril.

Sansania
3. En el agua. El celebrado vuelve rápidamente a la escalera, pues el agua en general está muy helada….

Leave a Reply