No Corra, Ambrosoli hay en todas partes

Sino está en todas partes, al menos está en Chile e Italia. Resulta que por la década de 1930, el empresario apícola Giovanni Battista Ambrosoli da con la idea crear caramelos rellenos de miel, iniciando su tradición en dulces. El señor Ambrosoli trabajaba con su hijo Constantino, quien luego de la segunda guerra armó maletas y se mudó junto a su familia a Chile. Instalado en Viña del Mar, empezó a hacer lo que sabía: caramelos.
Quizá no fue muy original, quizá no pensaba en la globalización: don Constantino utilizó el mismo logo de la compañía de su padre.

No Corra, Ambrosoli hay en todas partes 
Caramelos chilenos e italianos (el envoltorio amarillo dice “Caramella” y “Miele”)
En Italia todavía siguen produciendo los dulces de miel y lechemiel, que ya no se encuentran en las bolsa de arbolito. También, como en Chile, producen caramelos de anís, menta, fruta e incluso tienen una línea llamada Frugelé. ¿Quién le habrá copiado a quién?
Ambrosoli, (que ahora) es una marca de Carozzi

Leave a Reply